viernes, 18 de agosto de 2017

La enemiga pública, entrevista x La Tinta

Florencia-Di-Tullio-Leonor-Silvestri-01

La Enemiga Pública

Leer y escuchar a Leonor Silvestri es mirarse en miles de espejos a la vez, atreverse a hacer temblar las frases hechas, volver a pasar sobre lo que suponemos desaprendido, para preguntarse de nuevo, y dar una vuelta más a las escasas certezas construidas. En su irreverencia creo encontrar su potencia, me atrae lo que adivino como una rebeldía a la corrección.

Por Redacción La tinta
Le pregunto cómo la presento y me ayuda a sistematizar las extensa lista de facetas que es Leonor Silvestri: cinturón negro de kick boxing Wako, escritora y traductora especializada en poesía clásica, profesora autodidacta de filosofía, practicante de Muay Thai y Bjj y discapacitada legal, sobreviviente a la censura del feminismo de la corrección política y a la judicialización LGTBQI asimilacionista, profesora de autodefensa para mujeres cis y trans.
Su recorrido vital y político puede leerse como una búsqueda de la consistencia consigo misma. En este trayecto ha construido una obra que incluye performances, manifiestos, fanzines, ensayos filosóficos, activismo, hondos desencuentros, programas de radio y videos, bandas de punk-rock, prácticas BDSM (prácticas y aficiones sexuales relacionadas entre sí), exhibicionismo y rumores: una obra en la que ella misma, como cuerpo, es la materia prima y el producto siempre in progress. En este mismo sentido escribió libros literarios, filosóficos, feministas, y participó en producciones audiovisuales(*).
Hace unos años le diagnosticaron “mal de Crohn”, y estando hospitalizada durante meses, escribió el libro Games of Crohn: Diario de una internación, que presentó en Córdoba en julio pasado. También brindó un taller de filosofía, invitada por Clara Soria y Leila Lafi con el apoyo de Fundación La Estación y Fundación Ecos, y coordinó un espacio de autodefensa para mujeres cis y trans, junto a Josefina Arroyuelo. Nos contactamos con ella para que nos cuente sobre esta obra, sobre su discusión con un feminisimo que tacha de capacitista, y sobre sus múltiples proyectos.
¿Qué es Crohn para vos, qué re-lecturas del cuerpo te permitió y cuál es la potencia de convivir con lo que vos misma llamás una “mutación autoinmune”?
—Para mi es la posibilidad de vivir una vida distinta a lo que se me propone dentro de los cánones de la normalidad de la hegemonía de la salud. Por supuesto, es un diagnóstico primero y principal. Por ende, una operación de un sistema de saber/poder sobre mi cuerpo, una manera de organizar un cierto conocimiento para ejercer el poder, del cual yo me reapropio para hacer una existencia y una investigación/experimentación más afín a mis pervertidos gustos. No es que una tenga un poder mutante, aunque lo tiene, sino más bien que dejás de formar parte del “ejército de los erguidos” como dice Virginia Woolf, para pasar a las filas de quienes desertamos y estorbamos con nuestros requerimientos específicos a la caterva acrítica de supuestos inmortales eugenistas capacitistas.
¿Qué se pone en juego cuando sacás a Crohn del ámbito de la enfermedad, y lo pensás y vivís como una condición de mutación autoinmune? ¿Qué significa la enfermedad y la discapacidad en esta sociedad?
—En principio, es esta sociedad la que hace de un cuerpo singular una enfermedad o una discapacidad. Ni la enfermedad ni la discapacidad existen en estado salvaje. Condiciones que hoy no son consideradas enfermedad antes lo eran. Por supuesto hay una plataforma somática, un cuerpo, con sus requerimientos, para los cuales esta sociedad no está preparada no solo para hacer vivibles, mucho menos deseables, sino que esta sociedad se sostiene creando la enfermedad y la discapacidad en su sentido más flagrante: desde rociar a poblaciones enteras con agroquímicos con lo que eso puede producir, beber agua que le dicen potable que tiene cloro, entre otras cosas, alimentarnos a base de transgénicos pasando por un espacio público y semi-público creado para impedir y obstaculizar. Caminar por Buenos Aires exige casi ser una atleta de las Olimpíadas de CrossFit.
Esta sociedad tiene tanta necesidad de mitificar la salud, y por ende crearla, que piensa que portar una condición singular o sobrellevar una enfermedad es un calvario por el cual sería mejor no pasar. Yo no tengo a Crohn alojado en el ámbito de la enfermedad, ni del mal, -tampoco del bien-, aunque para hacerme entender con el común denominador de las personas (de médicos a personas con las que tengo que lidiar) le digo así. Los cuerpos mutan, se degradan, envejecen, son frágiles, efímeros, son vulnerables al paso del tiempo, al óxido del oxígeno, son interdependientes en un sentido simbiótico, de apoyo mutuo, colaborativo. El mío no es la excepción. Encuentro belleza en ello. Además de que ya lo dijo Deleuze, una salud frágil mejora la escucha de la vida. Y tengo un oído y un olfato muy avezados, como un animal.
Florencia-Di-Tullio-Leonor-Silvestri-02
Haciendo una reflexión crítica de cierto feminismo actual, ¿cuáles crees que son las opresiones que reterritorializa ese cierto feminismo? Y en este sentido, ¿crees que hay una vinculación entre el abolicionismo del trabajo sexual y el “capacitismo”, para el feminismo hegemónico?
—En principio el feminismo es per se, capacitista en tanto y en cuanto no ha hecho mucho -por no decir nada- para empujar los límites de lo que es deseablemente vivible. Si vos planteás aborto por causales tales como grave malformación del feto o inviabilidad fetal ya estás creando un mundo donde lo deseable y lo vivible es ser normal (después ya sabemos los genetistas encontrarán qué es lo normal y no será una mujer incendiaria antiyuta).
¿Qué pasaría si la corporación médica, que no solo responde acrítica e inconscientemente a los laboratorios industriales del régimen farmacopornográfico por un lado, sino también es la heredera de la expropiación de los conocimientos ancestrales medicinales de las campesinas revoltosas medievales -exterminadas por la Inquisición para poder imponer el capitalismo-, decidiera que “mal formación” significa “lesbiana” (antes era considerada una enfermedad), “intersexualidad” (que a su vez no existe más que como creación médica que intenta erradicar los efectos materiales de que no todos los cuerpos pertenecen al binomio y hay variación sobre los estándares heterosexuales que dictan la norma), “mala adaptación al medio social”? ¿Qué pasaría si todos los problemas sociales fueran considerados sin más, problemas clínico-médicos individuales cuyos responsables son quienes se ven afectadxs (desde bulimia y anorexia, hasta tabaquismo, ataques de pánico, déficit de atención, etc) y fueran considerados todos estos diagnósticos creados por y para el capitalismo como inviables para una vida en esta sociedad, lo cual, por cierto, somos? ¿Le permitirían a alguien parir un embrión inviable en una dependencia estatal con el costo adicional que eso representa para la gestión que anda siempre recortando gastos? ¿Costearía el estado los gastos de una vida que es inservible para las lógicas capitalistas, una pura pérdida de dinero, alguien que no va a poder ingresar ya sea como obrero ya sea como ejército de reserva de la maquinaria industrial, alguien que morirá al nacer aunque su gestadora quiera parirlo de todas maneras?

Siempre he creído que hay que extender los límites de lo pensable: envejecer no es terrible, enfermar tampoco, no poder trabajar, no poder participar de este mundo, son bendiciones, ventajas. Así como a las mujeres se les pide que reproduzcan el material humano, que se incorpore al capitalismo de manera eficiente (como buen ciudadano: de aparato represivo a obrero u oficinista, pasando por universitario investigador, o médico) también se le pide que sea ella la encargada de la selección de personal apto a tales efectos. Todo por nada más que el amor a cambio. Ahí está el verdadero proxenetismo. La sociedad capitalista patriarcal heterosexual es nuestro gran putero. El trabajo sexual es solo una muestra de que el sexo, la compañía, y el afecto no tienen por qué ser entregados por nada a cambio, por eso que este mundo llama amor.


“Del mismo modo que si vamos a ser las máquinas reproductoras del buen ciudadano industrial del capitalismo actual (las personas “discas” muchas veces, por suerte, no pueden ser esa persona) y además vamos a ser nosotras las encargadas de que eso que reproducimos sea útil y solidario a los fines políticos capitalistas para los cuales hemos sido puestas a reproducir (es decir, vamos a ser inconscientemente las eugenistas selectoras de personal de este mundo macabro), espero que al menos percibamos algún tipo de beneficio contante y sonante por hacerlo (como los vientres subrogados que al fin de cuentas reciben dinero por producir la mejor cría posible para quien puede pagarla). Si hay algo peor que ser alguien que trabaja con ahínco para el capitalismo es hacerlo por nada a cambio o algo tan opresivo como el amor romántico”.
Otro punto de encuentro con el trabajo sexual es la autonomía de los cuerpos. Cuando el feminismo dice “mi cuerpo es mío” en realidad es tuyo tu cuerpo en tanto y en cuanto tengas deseos lícitos para esos feminismos que `oh casualidad´ son tan solidarios para con el capitalismo. Al capitalismo le conviene tanto que no cobres por amor como que no gestes más que por amor, le conviene que no que quieras parir algo que será inviable. Lo cierto es que no me consta que lo mejor que le puede ocurrir a una gestante de una cría que nacerá, ya sea muerta o que vivirá poco, es no parirla. Es su decisión. Esa decisión ya es apriorísticamente coercionada por una serie de semiosis (desde la corporación médica hasta los feminismos, pasando por los massmedia) que le hace creer a una mujer que si su embrión no se va a formar como es debido, mejor no parirlo. Me resulta chistoso que yo, que soy probablemente de las últimas feministas pro huelga de vientres, pro huelga de úteros, anti-maternidad, que no he querido tener hijos, que celebro mi climaterio temprano, que aborté y me gustó y fue un alivio y lo reivindico, sostenga que debemos hacer todo lo posible para que no exista ni la más remota posibilidad de impedir que quien quiera parir una cría inviable, pueda hacerlo. Porque el aparato médico-legal se lo impida, o la conduzca a desear no parirlo. Nadie está pensando en los efectos a largo plazo que podrían tener leyes que inciden directamente sobre la autonomía, especialmente de las mujeres pobres; porque siempre se supone que si se detecta que tu cría no es “sana” lo mejor para todo el mundo es “no nacer”. Yo afirmo lo contrario: solo deberían nacer aquellos cuerpos que por el motivo que sea no van a contribuir al capitalismo, que no pueden alistarse en el ejército de los erguidos. A ver si el capitalismo se sostendría si nos fuéramos todas a la huelga humana (de género y de úteros), y solo quedaramos las parias discas, malformadas inviables que no pueden ir a trabajar.
Asimismo, suponer que una mujer sufre más si su cría es discapacitada es tan racista y clasista -por decirlo amablemente- como suponer que si las pobres tuvieran menos crías serían menos pobres. La pobreza es estructural y la discapacidad es un producto social. Cambiemos el mundo, entonces. Individualmente no se puede resolver. Me gustaría, en cambio, discutir la maternidad como cárcel porque como me enseñó Beauvoir sigo creyendo que la libertad comienza por el vientre, y es bueno que las jóvenes lo sepan tempranamente.

Sin embargo, no me consta, me digan lo que me digan, que la maternidad de una cría inviable o malformada sea más carcelaria que la de otra sin diagnóstico: este es EL argumento capacitista por definición.


El feminismo actual trabaja para las corporaciones y lo peor es que lo ignora. Si al menos fueran operadoras concientes, podrían pedir dinero a cambio. Conozco casos de reputadas feministas que acompañaron interrupciones desde plataformas supuestamente plurales y horizontales, de mujeres con síndrome de Down porque la familia de la señora con síndrome de Down no quería que la señora disca pariera. Luego hablan de consentimiento… Si una Down quiere parir, nos guste o no, hay que respetarlo y acompañarla. Si una mujer quiere parir una cría hidrocefálica, llevarla a su hogar, amamantarla hasta que muera y luego enterrarla, hay que respetarla y acompañarla (tal vez su duelo sea menos traumático si puede hacer eso). Si una mujer quiere comerciar con su compañía y sus genitales, hay que respetarla y acompañarla. No hay que contribuir en lo más mínimo a que el estado, ese títere de las corporaciones, tenga aún más injerencia en nuestras vidas privadas e individuales.
Y algunas que andan por ahí sueltas creyéndose muy “merchdelbien” deberían colocarse su traje diseñado por Hugo Boss, como siempre digo, si van a ser nazis, por lo menos vístanse elegantes (Hugo Boss diseñó los trajes de la SS). Creo que sería bueno que las blancas académicas, las que hacen dinero vendiendo la masividad de ciertos movimientos, se sinceren: son eugenistas, son capacitistas, por ende creen en cierta superioridad física y racial, que ellas supuestamente portan, y les parece correcto que no nazca gente Down y no les tiembla el pulso para llevar su proyecto a término, quieran o no la persona gestante involucrada. Y como ser disca es estar siempre un poco a merced de tu familia que te infantiliza y te incapacita, cagaste. Deberíamos negarnos, como nos negamos, a apoyar interrupciones de menores de edad que no desean interrumpir nada y apoyar como apoyamos a las menores de edad, con o sin el consentimiento de sus progenitores, cuando si quieren interrumpir.
Los libros Foucault para encapuchadas y Ética amatoria del deseo libertario y las afectaciones libres y alegres, de Queen Ludd Editora, se convirtieron en una suerte de manual para parte del feminismo. Si volvieras sobre los pasos de sus primeras ediciones, ¿qué cuestiones que se plantean en estas publicaciones revisaste y cambiarías?
—¿Posta? Me sorprendés… Yo sigo siendo tan pobre y tan maltratada y ahí está un libro tan exitoso… La próxima vez que cree un manual feminista voy a ser más cautelosa para hacerme con más dinero. ¿Será la piratería mal entendida la que me lleva a este cuadro? ¿Por qué no piratean los libros de Paglia que además de ser millonaria y no necesitar el dinero de la venta de sus libros, no está publicada en nuestro territorio? El feminismo debería de una buena vez hacerse cargo de sus deseos misóginos de linchar, abandonar o desaparecer a una de las suyas en vida: María Elena Oddone, quien importó el feminismo a esta región, con una inversión de su bolsillo producto de un buen divorcio, sobrevive anciana en la pobreza como costurera, el ostracismo y el ninguneo; Shulamith Firestone fue encontrada cinco días después de muerta sola en su casa tirada, luego de la locura y el escarnio social; Solanas murió en la pobreza y la demencia; Kate Millet fue perseguida hasta la ignominia por no dejar nunca de ser bisexual; Pat Califia -actual Patrick- y Gayle Rubin padecieron todo tipo de agravios solo por dedicarse al BDSM en aquel entonces lésbico pro sex; Monique Wittig tuvo que migrar a EE.UU. para tener trabajo gracias al lobby feminista heterosexual francés, que la dejó fuera de los circuitos académicos donde trabajaba tras la aparición de su ya clásico “El pensamiento heterosexual”; Camille Paglia es censurada en lengua hispana solo por no advenirse a las modas del feminismo. Pero Rita Segato dice cosas cada vez menos feministas y absurdas y es aplaudida… podríamos continuar.

El feminismo blanco, hegemónico, victimista, desempoderador, académico, merchdelbien, comicón (y esto también es interseccional: no toda académica es euroblanca, por ejemplo) no solo ha sido completamente incapaz de desarrollar una teoría radical de la sexualidad, ha sido completamente incapaz de desarrollar una praxis vital empática del apoyo mutuo y de la defensa personal.


Agustín Laje me trata mejor que la feminista promedio: me reconoce con nombre y apellido con 10 páginas en su libro entre Preciado y Butler, por supuesto que para intentar criticarme -cosa que no puede porque no le da el piné-, pero al menos me reconoce, me da entidad, me da nombre. En cambio, la jovencita Malena Pichot lo invita a debatir a su programa radial y no me invita a mí, al mismo tiempo, que soy la mencionada en el libro. Luego Laje, que como buen señor de la extrema derecha, está altamente ilustrado la descuartiza en vivo y en directo y la muchachita de las bromas anodinas no es capaz -no te digo de ganar el debate, no podría, tendría que estudiar y formarse-, de sostenérselo…. Y ahora Laje se promociona viéndose aún más genial y diciendo disparates sobre el feminismo radical de los 70 de cuyos nombres Pichot no estaba ni enterada. ¿Por qué? Sencillamente porque ella no me va a dar escenario, pese a que la única feminista argentina de su libro soy yo. De todas formas, reconocimiento, ya no espero. Al menos no en vida.
Todas sabemos, hasta las académicas que me dicen psicótica, como si fuera un insulto, que seré yo, no ellas, post-mortem. El feminismo actual empodera desempoderando, cree acriticamente en la posibilidad de un estado no corrupto, son cándidas operadoras inescrupulosas de un mundo que se va a llevar puesto todo empezando por lo más valioso, lo más vital y lo más frágil.
Ética amatoria tuvo que ver con una etapa muy divertida de mi vida. Es un libro que ya no me es de mucho interés porque entendí corporalmente que la propuesta del libro es vivible bajo ciertas situaciones en las cuales ya no me encuentro hoy. No reniego de él, incluso recomiendo a quien pueda intentarlo, pero es como cuando se le pide Rowland Howard, ex Birthday Party y Boys Next Door, que toque Shivers, es como tocar un cover… algo que ya no tiene que ver conmigo. Rescato y rescataré siempre la apelación a la soledad que tiene. Es menester construirse una soledad, de amantes, de afectos y para pensar, especialmente para todas las feminizadas, obligatoria o deseosamente.
En el barullo de la masa, sea el Encuentro Nacional de Mujeres o el Ni una menos, la Campaña o el Socorrismo, no se puede pensar más que lo que el Comité Central Invisible dictaminó. Tampoco creo, porque no soy ninguna resentidóloga, que mi fracaso personal demuestre esas ideas erradas o su opuesto acertado: la monogamia sigue sin parecerme la panacea de nada, solo que yo hoy tal cual me encuentro y en lo que me he convertido, no solo por Crohn, no podría vivir afectaciones sexo-afectivas múltiples y lo CELEBRO. Amor fati: mis deseos coinciden con mi destino. Tampoco puedo ser vegana, y no me siento menos anti-especista, supongo que los místicos ecologistas de la dominación natural no estarían de acuerdo. Con Foucault para encapuchadas me siento más afín aún. Aunque creo que lo próximo que escriba, algo que ya Games of Crohn: diario de una internaciónadvierte, será una gran crítica ya no solo a la heterosexualidad como régimen político, esa cloaca de la civilización capitalista, sino a la homosexualidad del pink washing, es decir a toda la gayfriendlitud y obviamente al feminismo, que ya no resiste el menor análisis y del cual es menester desagregarse.
Sobre la Editorial Queen Ludd, ¿qué es y cómo (o por qué) nace?
—Nace para independizarnos de las editoriales que siempre te roban, hasta en vueltos, que se promociona y se vende a sí misma como afín al feminismo, gracias a la publicación de buena parte de mis libros: en los malos tratos, en los vueltos que no vuelven (por ejemplo, vender un libro en euros pero liquidarle a la autora el porcentaje en vez de en euros en pesos), en personas que trabajan ahí que no deberían formar parte de ningún proyecto porque sus conductas son cercanas a las de abusadores. Por supuesto, como la misoginia es inmensa, el pato de la boda lo pagamos nosotras.
Queen Ludd es básicamente la libertad que da la independencia para empezar a intentar vivir de nuestros propios bienes. Cuando un editor quiere tener más renombre que sus autores, algo anda mal. Que vaya y escriba libros o que se luzca por su trabajo de edición. Y eso no estaba pasando. De hecho creo que buena parte de los malos manejos con esos libros han tenido que ver con alguien que ha hecho bastante para poner el palo/falo en la rueda de nuestro crecimiento porque fue, pese a lo que se cree, el primero que nos subestimó. Finalmente, ante la necesidad de no querer tener nada que ver con ciertos individuos penalmente denunciados que trabajan en la anterior editorial. Nos fuimos, y como vivimos de vender libros, nos fuimos con nuestros libros y nuestras ideas.
Parece que hacés muchísimas cosas, ¿qué estás desarrollando ahora y cuáles son tus proyectos para adelante?
—Ahora estoy terminando un mediometraje con Mala Víctima producciones llamado Cortá Acá sobre las filicidas, la huelga de vientres, y las malas víctimas. Un film experimental tipo Farocki, si Farocki pudiera pensar de la cintura para abajo. Pronto se lanza Enemiga Pública: disparos e interrogatorios, por parte de Ediciones del Signo, un libro de entrevistas que me han hecho en los últimos 10 años donde supongo es el lapso en el cual empecé a adquirir alguna relevancia. Y junto a Niña Guarra ediciones de la artista plástica Emilia Molina, estamos re-editando poemarios viejos que quedaron por ahí. Sigo entrenando siempre que me es posible, muay thai, jiu jitsu y nogi, porque entrenar nos hace feroces y libres; y porque mientras pueda lo seguiré haciendo. Y planifico mis próximos libros, que no son pocos e incluyen una novela, Adiós al feminismo.
Florencia-Di-Tullio-Leonor-Silvestri-03
Me encantaría que eligieras un poema, el que quieras, por alguna razón o de forma caprichosa.
Pentesilea
(El curso. Mitología grecolatina. Ediciones Niña Guarra & Queen Ludd)
Demasiado buena para ser mujer
Demasiado hábil
Demasiado diestra
Demasiado Demasiado.
Ese arco
Esa flecha
que se clava
que se clava bien adentro
Mío
en el momento de tu muerte,
Pentesilea.
Debo matarte para que no te mueras
Debo matarte para poder hacerte mía.
¿Acaso querrías compartir conmigo de otra forma tu cuerpo virginal de guerrera?
¿Acaso, no sabés, Pentesilea, que en la épica no hay mujeres que aman a mujeres?
Te veo caer
como una pluma
Liviana tu gracia de golondrina
Herida
Moribunda
Agonizante.
Aun así te resistirás
como el león Penélope frente a los pretendientes,
Tendré que tomarte por la fuerza
como se toma todo en esta guerra
como se toman a las mujeres en esta guerra.
¿No lo sabés acaso, Pentesilea?:
Serás mía
aunque deba matarte.

*Por Redacción La tinta / Fotos: Florencia Di Tullio.


(*) Algunos de sus libros son Enemiga pública: disparos e interrogatorios (Ediciones del signo 2017); Games of crohn: diario de una internación (Milena Caserola. 2016); la tetratología La guerra en curso (Nos es nada, Paris, 2016), Un país extranjero (Ludwig ediciones 2016); Guerra Fría (Germinal Costa Rica 2014); El Don de Creer (Curcuma. 2010; Germinal, Costa Rica; Santa Muerte Cartonera México, 2009); el curso. mitología grecolatina (libro-objeto CD-rom. Voy a salir y si me hiere un rayo. 2006 , 2ª edición Niña Guarra + Queen Ludd); y Nugae, Teoría de la traducción (Simurg. 2003); Irlandesas, 14 poetas contemporáneas (de Bajo la Luna 2011); y del ensayo Catulo, Poemas. Una introducción crítica (Santiago Arcos. 2005). Con Ludditas Sexxxuales publicaron en esta editorial Ética Amatoria del deseo libertario y las afectaciones libres y alegres (2012) y con Manada de Lobxs, Foucault para encapuchadas (2014). Participó en las siguientes producciones audiovisuales: Games of Crohn, Trabajo Sexual en Primera persona, nadie sabe lo que el cuerpo puede, El pan de cada día, Quiero Flashear ser progre y Mutantes y Orgullosas; y de próxima aparición Cortá Acá con Mala Víctima producci

Presentación El curso, mitología grecolatina/Mala Víctima producciones Mitología de la cinturONGa para abajo a voluntad de poder especial primavera

Filosofía a la voluntad de poder de la CinturONGa festeja la primavera presentando

El curso: mitología grecolatina
libro de poemas de Leonor Silvestri editado por Emilia Molina ft Queen Ludd Editora y #niñaguarraediciones



en Comunidad del Cisne - Resto Bar 

con la participación de Lucien O Besson en el ejercicio ilegal de la mitología griega

Entrada a Voluntad de poder (quien + puede +pone)
+zines
+libros Queen ludd Editora
+rifas
+poemas
+música
+mitología grecolatina

Vení con tus dudas mitológico filosóficas que te contamos todo lo que no pudiste preguntarle a tu profe de Griego por vergüenza


:::::: Si compraste por anticipado
TENES QUE SI O SI VENIR A RETIRAR ESTE DÍA ::::::::::


martes, 15 de agosto de 2017

grupo de estudio: Feminismos de Armas Tomar, movimiento de mujeres en armas

Feminismos de Armas Tomar, movimiento de mujeres en armas

Porque no todo siempre fue ni está siendo puro mendigarle a papi estado mejores tratos. Ni estado ausente, ni corrupción. El devenir mujer, amazona, guerrera, línea de fuga. Entender cómo se puede ser mujer distinto a lo que Occidente nos popone en términos de partidos y maridos. Desmantelamiento del comité central invisible de los feminismos hegemónicos que quieren que vayas solo para donde ellas venden sus remeras hashtag oficiales. Un llamamiento, destinado a quienes aun puedan oir. Reclamar la parte de placeres en el banquete de la vida porque en algún momento una deja de pedir y empieza a tomar un arma por el camino mientras huye.

miércoles 17hs
Sábados 1530hs
5 encuentros
(extendibles a 5 más con un breve receso en el medio)


La Comuna de París. Louise Michel
Las mujeres Piratas. Henry Musnik
Emma Goldman. La palabra como arma.
La voz de la mujer. Periódico Comunista Anarquico
Mujeres Libres. Anarcofeminismo en España. jesús María Barrado
Notas sobre la supresión general de los partidos políticos. Simone Weil.
Historia del movimiento de mujeres en Palestina. Mar Gijón Mendigutía
Mujer, Vida, Libertad. Movimiento de mujeres en Kurdistán
Revolución en Kurdistán. Leandro Albani



Leonor Silvestri, cinturón negro de kick boxing Wako, escritora y traductora especializada en poesía clásica, profesora autodidacta de filosofía, practicante de Muay Thai y Bjj y discapacitada legal, sobreviviente a la censura del feminismo de la corrección política y a la judicialización LGTBQI asimilacionista, profesora de autodefensa para mujeres cis y trans. Su recorrido vital y político puede leerse como una búsqueda de la consistencia consigo misma. En este trayecto ha construido una obra que incluye performances, manifiestos, fanzines, ensayos filosóficos, activismo, hondos desencuentros, programas de radio y videos, bandas de punk-rock, prácticas BDSM, exhibicionismo y rumores: una obra en la que ella misma, como cuerpo, es la materia prima y el producto siempre in progress. Algunos de sus libros son la tetratología La guerra en curso (Nos es nada, Paris, 2016), Guerra Fría (Germinal Costa Rica 2014), El Don de Creer (Curcuma. 2010; Germinal, Costa Rica; Santa Muerte Cartonera México, 2009); el curso. mitología grecolatina (libro-objeto CD-rom. Voy a salir y si me hiere un rayo. 2006); y Nugae, Teoría de la traducción (Simurg. 2003); Irlandesas, 14 poetas contemporáneas (de Bajo la Luna 2011); y del ensayo Catulo, Poemas. Una introducción crítica (Santiago Arcos. 2005). Con Ludditas Sexxxuales publicaron en esta editorial Ética Amatoria del deseo libertario y las afectaciones libres y alegres (2012) y con Manada de Lobxs, Foucault para encapuchadas (2014). Junto a Mai Staunsager, filmó el documental homónimo, "Games of Crohn" y Trabajo Sexual en Primera persona, serie de videos que donde hablan las protagonistas del trabajo sexual elegido para Ammar CTA. Con Candelaria Guitierrez filmó nadie sabe lo que el cuerpo puede y con Sole Rubin El pan de cada día corto posporno; junto a Sebastián Fanello "Quiero Flashear ser progre". Actualmente dirige la editorial Queen Ludd Editora y realiza los videos Mutantes y Orgullosas con Mai Staunsagerr y Cortá Acá: Mala Víctima de próxima aparición con Apo Apontinopla


jueves, 10 de agosto de 2017

Grupo ONLINE: Muntantes y Orgullosas al Margen del Margen


Grupo Online: Muntantes y Orgullosas al Margen del Margen


¿Por qué los feminismos descoloniales no incluyen un análisis de la diversidad funcional? ¿Por qué las teorías políticas anticapitalistas ignoran que no todas podremos ir a la marcha o muchas de nosotras estamos gravemente conectadas a los dispositivos del capitalismo farmaco-industrial? ¿Por qué continuar pensando que lo mejor que nos puede ocurrir es no nacer discas?

Grupo de Estudio ONLINE de pensamiento sobre la diversidad funcional, la discapacidad y posibles lecturas antipatriarcales contra los feminismos eugenistas. Porque las ideas de hacer el bien son el vehiculo a través se reconduce el poder hegemónico que responde a los intereses capitalistas tras un aparente proceso revolucionario.
Estamos al margen del margen: cómo vivir hoy del modo como se supone nos gustaría vivir mañana, desde una perspectiva de género feminista, no siendo, a prioristicamente estos textos necesariamente antipatriarcales. El margen del margen como el espacio posible para habitar un mundo vivible sin convertirnos en un Dr. Mengele o a un oficial de la SS pero púrpura o rosa.

Tutorial optativo para responder + Encuentro semanal via skype
8 encuentros
(fecha de comienzo aproximativa)

informes e inscripción winona.free@gmail.com

La bibliografía está a disposición

Bibliografía
De la enfermedad. Virginia Wolf
Encuentros con Desconocidas. Feminismo y discapacidad. Jenny Morris
Lesbianas Discapacitadas en El libro de la sexualidad lesbiana de Pat Califia
Cuerpos Aliados y lucha política. Judith Butler
Adios al capitalismo, autonomía, sociedad del buen vivir y multiplicidad de mundos. Jerome Baschet
Deseo (y) libertad. una investigacion sobre los presupuestos de la accion colectiva. Monserrat Galceran
¡A desordenar! Por una historia abierta de la lucha social. Raquel Gutierrez Aguilar
¿Puede hablar el subalterno? Gayatri Spivak


Acerca de Leonor Silvestri

Leonor Silvestri cinturón negro de kick boxing Wako, escritora y traductora especializada en poesía clásica, profesora autodidacta de filosofía, practicante de Muay Thai y Bjj y discapacitada legal, sobreviviente a la censura del feminismo de la corrección política y a la judicialización LGTBQI asimilacionista, profesora de autodefensa para mujeres cis y trans. Su recorrido vital y político puede leerse como una búsqueda de la consistencia consigo misma. En este trayecto ha construido una obra que incluye performances, manifiestos, fanzines, ensayos filosóficos, activismo, hondos desencuentros, programas de radio y videos, bandas de punk-rock, prácticas BDSM, exhibicionismo y rumores: una obra en la que ella misma, como cuerpo, es la materia prima y el producto siempre in progress. Algunos de sus libros son la tetratología La guerra en curso (Nos es nada, Paris, 2016), Guerra Fría (Germinal Costa Rica 2014), El Don de Creer (Curcuma. 2010; Germinal, Costa Rica; Santa Muerte Cartonera México, 2009); el curso. mitología grecolatina (libro-objeto CD-rom. Voy a salir y si me hiere un rayo. 2006); y Nugae, Teoría de la traducción (Simurg. 2003); Irlandesas, 14 poetas contemporáneas (de Bajo la Luna 2011); y del ensayo Catulo, Poemas. Una introducción crítica (Santiago Arcos. 2005). Con Ludditas Sexxxuales publicaron en esta editorial Ética Amatoria del deseo libertario y las afectaciones libres y alegres (2012) y con Manada de Lobxs, Foucault para encapuchadas (2014). Junto a Mai Staunsager, filmó el documental homónimo, "Games of Crohn", las series documentales Mutantes y Orgullosas, sobre condiciones mas o menos discapacitantes invisibles y Trabajo Sexual en Primera persona, serie de videos que donde hablan protagonistas del trabajo sexual. Con Candelaria Guitierrez filmó nadie sabe lo que el cuerpo puede y con Sole Rubin El pan de cada día corto posporno; junto a Sebastián Fanello "Quiero Flashear ser progre". Actualmente dirige la editorial Queen ludd Editora y está terminando su primer largometraje dirigido por Apo Apontinopla Cortá Acá: Mala Víctima de próxima aparición, por publicar su libro Enemiga pública: disparos e interrogatorios,con Ediciones del Signo


martes, 1 de agosto de 2017

reapropiación de la injuria, butler, genet y despentes

Hay un concepto que se llama la reapropiación de la injuria, es propiamente de lo queer. Es el motivo por el cual nos decimos putas, putos, maricas, gordas, disca, agarrás el insulto y lo tomás, te lo apropiás. Ya, yo me estoy diciendo así, ¿qué te pensás que me insulta? Soy disca, soy puta, soy gorda, soy vieja, soy todo eso, ¿cuál es tu problema? Ya no es un insulto, lo transformás. Esa es una de las maneras. Otra manera es la que tiene que ver con el proyecto de Virginie Despentes en Baise moi o Fóllame, que también lo retoma en “Imposible violar a una mujer tan viciosa” de Teoría King Kong. En un momento a la protagonista la están violando y ella ni gime, ni grita, ni llora, ni hace nada. No pone resistencia porque no puede poner resistencia, ya que numéricamente la exceden, pero tampoco manifiesta ninguna reacción. Es como un muerto, como un mueble. La amiga a la cual también la estaban violando le recrimina después “¡¿cómo no te afecta?!” y el personaje le contesta: “Mi vagina está abierta a todo el mundo en esta sociedad, no guardo ahí nada de valor”. Es bien del estoicismo eso. Si la violación es el precio que paga cierta corporalidad por estar en el espacio público entonces no pongamos ningún valor donde sabemos que es muy difícil impedir el acceso, porque es el precio que vamos a pagar. Esa es una segunda posición. Y la tercera posición es la de Genet, que podría ser un resentidólogo, una persona que lo abandonaron sus padres, hijo de una madre adolescente que lo dejó en un orfanato, que se crió de institución en institución, de reformatorio en reformatorio, porque tenía 9 años cuando empezó a delinquir. Un niño psicópata en el mejor de los sentidos. Lo deben haber abusado en todas las instituciones, marica mariquísima, putazo, trolo impresionante, y ¿qué hace con todo eso? Hace un medio metraje que se llama “Canto de amor” que relata una violación. Se trata de una pieza fílmica muda, sin palabras, con imágenes de presos todos sometidos a procesos de racialización o marginalización, negros, latinos o del sur de Italia, del sur del mediterráneo, pobres que están haciendo diferentes cosas en sus celdas de reclusión y aislamiento. Uno baila, otro se masturba, etc. Hay dos que mantienen una relación homoerótica a través de un agujero en la pared y por allí se comunican. Un guardiacárcel entra a la celda de uno de estos dos “amantes”, entre comillas, porque no se han visto, no se tocan y están en celdas de reclusión. Este guardiacárcel entra con un arma a lo que suponemos es una violación. Obviamente la mirada homoerótica también está puesta en el guardiacárcel que va celda por celda a mirar, a fisgonear qué hacen los reclusos. Obviamente en una situación en la que le gusta fisgonear a gente que está privada de su libertad, que es básicamente lo que hace un guardiacárcel, entre muchas otras atrocidades. Mirá que es zarpado Genet, no se priva de contar nada, y no está en cámara la violación. En el momento en que debería estar en cámara la violación, el que está siendo violado con un arma, al que le meten el chumbo por el culo, lleva su cuerpo a un prado en su imaginación, donde se encuentra con su amante que es el preso de la celda de al lado, donde tienen una tarde de besos y abrazos. Es hermoso. Eso es una violación que le pasó a Genet, es obvio que lo violaron, varias veces, muchas. Estuvo preso buena parte de su vida y nunca paró de robar. Entonces vos podés hacer “Cantos de amor” o un manual de resentidología. Esa es la diferencia entre aspirar a ser Genet y ser un pelotudo a cuerda. Yo no voy a ser Genet pero siempre lo miro a ver que está haciendo, porque de tanto tirar para arriba la pelota tal vez la emboco. Tampoco son Mohamed Ali peleando, pero cuando me tengo que sentar a mirar boxeo lo miro a él. ¿A quién voy a mirar? ¿A Floyd Mayweather que le pega a la mujer?
(para Linda Davis)

lunes, 31 de julio de 2017

Filosofía a voluntad (de poder) de la cinturonga para abajo

Lucien O Besson y Leonor Silvestri Enemiga Pública llevan la filosofía de la cintura para abajo (es decir, con la perspectiva de género feminista que tanta falta nos hace) a voluntad (la gorra se la dejamos a ya sabemos quiénes, nosotras de viscera, de vísceras y a voluntad de poder: quién más puede pone más)

Dos horas de filo-sofía, humor, corrosión y vino tinto .....

Vamos a llevar el pensamiento a la taberna
Me vas a decir que si Pichot hace jazz, si el movimiento de mujeres está liderado por la patronal carnera, si el feminismo pide punitivismo y si Silvina Escudero hace temporada infantil nosotras dos, deformadas, gordenana, violadas por el mismo onvre trans, y con problemas gastrointestinales no podemos dedicarnos a la filosofía



pronto te pasamos mas info
mientras tanto.... agendate

tenes una cita goliarda gordenana en la taberna


La gorra se la dejamos ya se sabe a quiénes
Nosotras coronita ....

Compra anticipada de El curso: mitología grecolatina

Hasta el jueves 31 de Agosto tenés tiempo de realizar tu compra anticipada de la re-edición de El Curso: mitología grecolatina libro de poemas de Leonor Silvestri, edición a cargo de Emilia Molina para ediciones Niña Guarra y Queen Ludd Editora

En el año 2005 solo re editaron 300.
En el año 2017 solo editaremos 300.
La compra anticipada solo funciona si retirás tu ejemplar en CABA (No hacemos envíos).
Desde el momento de lanzamiento del libro tenés un mes para retirar por CABA tu ejemplar, adquiriendolo de manera anticipada.

Precio compra del libro Anticipada $130. abonale tu libro a Emilia Molina o aLeonor Silvestri

Si tenés interés en tener en formato papel este libro escribinos a winona.free@gmail.com
También por consultas.
El libro NO está liberado pero si está online (si no querés comprarlo podés leerlo ahí http://elcursomitologiagrecolatina.blogspot.com/)

GRACIAS POR APOYAR ESTE PROYECTO


Patroclo

Como una mano que eriza sus falanges buscando el cielo con sus yemas
se cae tu espada, Patroclo.

Como una mano que se crispa en el mismismo instante de la Moira
se extiende tu mirada que se corta como el hilo.

Oh querido, amigo,
Ahora sin vos
Yo.

Una voz en el campo de batalla
Qué grita.
Y yo.
Y yo qué puedo hacer.

Los poetas ya han escrito sobre esto:
El sudor y el aliento de los caballos al galope
El polvo levantándose
La sangre y el olor a muerte por doquier.
Ya han escrito las malas traducciones sobre mi futura venganza
y mi desmesura, siempre lo mismo…
7 días ¿con sus noches? flagelando el cuerpo muerto de tu asesino, Patroclo.

Pero
no han mencionado
la pena extraordinaria.
Ahora sin vos
Amigo, Patroclo, Yo.

No han mencionado
el vino escancanciado, la fiesta al frescor y
el calor del verano seco.
La pasión de los cuerpos guerreros
Y las esclavas
Y nosotros
amándolas, amándonos.

Ahora sin vos
Yo
Sin tu mano firme sobre mi cuello
Sin tu voz ardiente
Susurrante
como un niño egipcio, esclavo, sin su Alejandro,
Ay, Patroclo, qué haré yo

miércoles, 26 de julio de 2017

Feminismos de Armas tomar edición Especial Pink Washing + Capacitismo

Edición especial a pedido de Feminismos de armas tomar y mala víctima 
Miércoles 14hs
6 encuentros


Grupo de estudio presencial para aquellas personas interesadas en entender cómo se pasó de prender fuego fábricas contra el capitalismo a policía trans y demás movimientos de la buena conciencia de la asimilación. Bajo el lema “feminismos armados” abordaremos distintas formas de confrontación y revuelta contra distintos tipos de régimen que incluyen desde el trabajo sexual hasta ciertos feminismos y movimiento LGTB como dispositivo privilegiado por donde emerge el deseo represivo punitivista y demás reafirmaciones judiciales y estatales. Porque las ideas de hacer el bien son el vehiculo a través se reconduce el poder hegemónico que responde a los intereses capitalistas tras un aparente proceso revolucionario.


Lecturas
Más allá de la aministía (anonimo)
Al Espíritu de la Primavera, Ted Kaczynski
EL TRÁFICO DE MUJERES: NOTAS SOBRE LA "ECONOMÍA POLÍTICA" DEL
SEXO y Reflexionando sobre el sexo: notas para una teoría radical de la sexualidad, Gayle Rubin
Imperialismo Gay. Discursos sobre Género y Sexualidad en época de la Guerra contra el Terror, Jin Haritaworn, Tamsila Tauqir y Esra Erdem
Pinkwashing: recopilación de textos contra la recuperacion racista de las luchas transmaribollo-cuir y el homonacionalismo

Prisiones y motines en las prisiones, Asilos, sexualidad, prisiones de Michel Foucault

Vidas examinadas
https://www.youtube.com/watch?v=k0HZaPkF6qE&index=1&list=PLMKVAqcbf8UQkfTiCyzfMf29Y9cWvSpRr
Stella Young
https://www.youtube.com/watch?v=8K9Gg164Bsw&t=3s
Amanda Baggs
https://www.youtube.com/watch?v=ysdPfRHE7zw


No es necesario tener conocimientos previos.
Los materiales a disposición
Te inscribís en winona.free@gmail.com
Hay descuentos ex estudiantes y promos para estudiantes en curso que tomen más de un grupo.
La inscripción es con seña unicamente sine qua non.

Leonor Silvestri, cinturón negro de kick boxing Wako, escritora y traductora especializada en poesía clásica, profesora autodidacta de filosofía, practicante de Muay Thai y Bjj y discapacitada legal, sobreviviente a la censura del feminismo de la corrección política y a la judicialización LGTBQI asimilacionista, profesora de autodefensa para mujeres cis y trans. Su recorrido vital y político puede leerse como una búsqueda de la consistencia consigo misma. En este trayecto ha construido una obra que incluye performances, manifiestos, fanzines, ensayos filosóficos, activismo, hondos desencuentros, programas de radio y videos, bandas de punk-rock, prácticas BDSM, exhibicionismo y rumores: una obra en la que ella misma, como cuerpo, es la materia prima y el producto siempre in progress. Algunos de sus libros son la tetratología La guerra en curso (Nos es nada, Paris, 2016), Guerra Fría (Germinal Costa Rica 2014), El Don de Creer (Curcuma. 2010; Germinal, Costa Rica; Santa Muerte Cartonera México, 2009); el curso. mitología grecolatina (libro-objeto CD-rom. Voy a salir y si me hiere un rayo. 2006); y Nugae, Teoría de la traducción (Simurg. 2003); Irlandesas, 14 poetas contemporáneas (de Bajo la Luna 2011); y del ensayo Catulo, Poemas. Una introducción crítica (Santiago Arcos. 2005). Con Ludditas Sexxxuales publicaron en esta editorial Ética Amatoria del deseo libertario y las afectaciones libres y alegres (2012) y con Manada de Lobxs, Foucault para encapuchadas (2014). Junto a Mai Staunsager, filmó el documental homónimo, "Games of Crohn" y Trabajo Sexual en Primera persona, serie de videos que donde hablan las protagonistas del trabajo sexual elegido para Ammar CTA. Con Candelaria Guitierrez filmó nadie sabe lo que el cuerpo puede y con Sole Rubin El pan de cada día corto posporno; junto a Sebastián Fanello "Quiero Flashear ser progre". Actualmente dirige la editorial Queen Ludd Editora y realiza los videos Mutantes y Orgullosas con Mai Staunsagerr y Cortá Acá: Mala Víctima de próxima aparición con Apo Apontinopla

miércoles, 19 de julio de 2017

el rock, el esclavo predilecto del sistema

hace rato que veo chabones, especialmente, decir algo de Iorio a favor de un legendario Iorio que parece que era un groso, sobreviviente, y antisistema (yo, que soy mas bien mayor no me entere, pero habra existido, me dicen)
a mi de piba me gustaba una banda de skate core que hoy (hace rato, tal vez) resulto ser ademas de una pesima banda, una banda que agita cultura de la violacion en sus escenarios, con posturas y gestos politicos que hacen hasta desagradable su ya desagradable musica
no se si la banda que yo ame existio o me la invente yo
a veces una crece y se da cuenta que el mundo de la infancia era una mierda y que una era boluda
a veces otras, justo justo amigas de esa banda y de otros violadores que andan pululando por ahi, solo viven de su ayer, de sus bandas del pasado, sus zines y sus mierdas historicas porque su presente es aun mas nefasto que su repelente antiguedad
me creo mas inteligente por poder criticar mi ayer no por defenderlo como los marxistas y freudianos, inaguantables ambos grupos doctrinales, que hacen una y otra y otra vez exegesis de sus idolos para sentir que su adolecencia era menos estupida
"he tenido 20 años no dejare que nunca nadie diga es la edad mas hermosa de la vida" Paul Nizan
las bandas que nos gustaban cuando teniamos 15 o 20 tal vez no estaban tan buenas
tal vez nunca estuvieron tan buenas y nosotras muy jovenes no supimos verlo

domingo, 16 de julio de 2017

No me callo más, ni tampoco me calmo nada. La misógina modificación de la ley 24660.


No me callo más, ni tampoco me calmo nada. La misógina modificación de la ley 24660.

La arrogancia del feminismo de niñas blancas del bien, clamando proteccion de sus buenas costumbres al estado patriarcal.
Camille Paglia

Foucault decía que había que hacer una cuestión personal de la ausencia de problema, más que un problema personal de una cuestión. También decía que había que luchar contra el sistema punitivo cuyos mayores dispositivos son tanto el sistema judicial -en su brazo penal y por ende represivo- y la prisión, ese espacio de encierro que no ha encontrado, probablemente porque no lo ha necesitado (esto lo digo yo, no lo dijo Foucault), dado el beneplácito del público, formas más insidiosas y endulzadas de penetrarnos, como sí lo han conseguido otros espacios de encierro del mismo periodo (hospital, hospicio, geriátrico, loquero, escuela). Probablemente el correccional, cuya “misión” fracasó desde casi el primer día no le ha sido necesario encontrar formas más sofisticadas de actuar y puede continuar haciendolo ostensiblemente porque el común denominador de la gente realmente cree que 1. solo terminan ahí quienes se lo merecen/andan en algo indebido (en el medio del mundo del montaje) 2. ellas jamás terminarán ahí. Mientras otros espacios de cierro y sus teorías de aplicación práctica se han visto en dificultades para mostrar y demostrar su aggionarnamiento mediante la elaboración de complejos aparatos teórico-prácticos que parecen venir a renovar al inmutable poder productivo que normaliza, corrije, construye, modela, cercena, regula, encauza, canaliza, alecciona, prepara, inserta, adapta,, etc el cuerpo y la subjetividad, la prisión continúa practicamente tal cual y el sistema punitivo rechoncho y rozagante alimentado a base de deseos de exterminio y sazonado con “que se pudra en la cárcel”. También ha expresado que el poder que se reconduce a tras un aparente proceso revolucionario (dejemos esta palabra a falta de una mejor) se vuelve más insidioso y por supuesto mucho más dificil de combatir.
¿Cómo objetar, entonces, las modificaciones de la ley 24.660 que da por tierra con ciertos beneficios constitucionales para personas judicializadas por delitos graves -oh, abstracción de las abstracciones cuyo entendimiento solo manejan sus técnicos? Sin mucho conocimiento de causa, casualmente -o causalmente- esta vez las abogadas feministas no se han manifestado, o al menos su manifestación no llega hasta donde yo puedo oir y leer, quisiera apllicar un poco el sentido común y escritura, a riesgo de equivocarme en la interpetración de lo que puede llegar a significar esta ley en su aplicación, para analizar no sin pavor esta reforma que ciertas facciones dentro del feminismo celebran como si se tratara de haber logrado la capacidad organizativa de Rote Zora, y que muestra de qué se nos habla cuando se nos habla de “reforma”. Al fin de cuentas estas modificaciones, impulsada por el masismo, y apoyada por el macrismo y el bloque K en el congreso nazional, no es más ni menos que el estado de las cosas y las cosas del estado en las que están los feminismos más o menos en todos lados:
-Un hashtag oficial convocante masivamente manejado por puestos jerarquicos, carneras de multimedios y sus esbirras, muchas veces feministas patriarcales pequebu del queer de derecha de massmedia cuya parte técnica y/o menos calificada lucha en estos momentos por sus paritarias (para otro momento podemos dejar toda la red de trabajo ad honorem que se sostiene en pos de la “visibilidad” y la “gloria” de ciertxs “activistas” que con tal de propagar tal o cual idea y ver sus nombres en letras de molde aceptan trabajar por chirolas o gratis).
-Un movimiento que comenzó alentando y dando voz a los abusos sexuales (no sin un cierto resquemor a sanas vs. pervertidas/buenas víctimas vs. golfas) por momentos con sesgos deseos tan punitivos como la más rancia extrema derecha que celebra una reforma de ley para la quita de garantías que podría bien arremeter contra todas las mujeres judicializadas por delitos graves (que son o podemos llegar a ser casi todas).

- Una campaña antiquisima por el derecho al aborto legal que promueve un proyecto de ley con causales, al menos una de las cuales perfectamente es susceptible de tener una lectura eugenista de seres no capitalizables por y para el capitalismo so pretexto de una autonomía que casualmente coloca a las mujeres como seleccionadoras impagadas del personal efectivo y planta permanente que este sistema político requiere.

-Una corporación de abogadas y académicas anti-punitivas en plan ya sea pornsoft ("el varon es la primera victima"), ya sea silentes ante el pedido de penas retroactivas, acumulacion de penas, y la quita a las garantías en general.

Tendremos que recordar Julio de 2017 como el momento en el cual se aprobó una ley que impide los beneficios en casos de violaciones, muertes por torturas, robos a mano armada, trata de personas, o narcotráfico. En todos esos delitos, los presos deberán cumplir de manera completa sus condenas en la cárcel. Por supuesto, si una anda distraída y lee “violación”, no puede si no estar de acuerdo con la medida. Por eso, Foucault decía lo que decía acerca de lo insidioso del poder reconducido tras un aparente proceso revolucionario.
Los ataques contra aquellas que celebran estas modificaciones perpetrados por rancios machistas suele impedir que se hagan escuchar necesarias objeciones y críticas. La primera en advertir acerca del peligro de pedir más represión para alcanzar la seguridad fue la sagaz y antipática Camille Paglia, cuyas ideas en lengua española están censuradas justamente porque no logra, ni le interesa, mostrarse bajo las formas aceptables para decirnos a todas lo que no queremos escuchar cuando se refiere a esta ola punitivista como jóvenes burguesas infantiles que quieren habitar un espacio historicamente vedado a las mujeres sin correr riesgos en vez de ser ellas amedrentadoras, desafiantes y amenazantes en los espacios. Tristemente, resuena el pegadizo eco de “cuando salgo a la calle no quiero ser valiente, quiero ser libre”, como la libertad fueran caramelos que se compran en el kiosko o aspirinas que te dan en la farmacia. Cualquier poblacion oprimida y/o ocupada sabe que la libertad se conquista físicamente incluso con el miedo a cuestas. Por ende, pedirle al papi Estado que nos cuide de algo que papi Estado produce no resiste el menor análisis.
Pero el reclamo por la quita de las garantías es algo más que blanco, burgués y nenón; es también bruto, ignorante, poco sofisticado, para nada empático, torpe y egoísta; traza un muro entre las lucha anticarcelaria y la abolicion del sistema penal que destruye año a año a cantidad de mujeres, especialmente pobres y desesperadas, que caen presas y el bien, y los feminismos que con mas eco proliferan y resuenan. ¿Cuándo se escindicó la lucha anticarcelaria por la abolición del sistema penal que es otra de las formas coercitivas de controlar a las mujeres (trans y no trans) y los feminismos del bien y la justicia? En la era del montaje, para terminar tras las rejas no hace falta mucho más que estar parada en mal lugar y en mal momento un noche cualquiera donde hace falta un chivo expiatorio (Patricia Heras 4F es un ejemplo de esto), estar privada de la libertad por un marido abusivo luego asesinado por otro hombre (Reina Maraz), o estar pasada de rosca al lado de alguien que sí se atreve a matar (Claudia Sobrero) solo por citar 3 ejemplos como tantas otras mujeres procesadas por la picadora de mujeres penal como Higui, Karina La Galle Germano, Romina Tejerina, Yanina Gonzalez, las hermanas Jara, la asesinada Florencia la China Cuellar. Todas ellas no son tan solo daños colaterales a afrontar si una quiere “justicia” por medio del estado contra quienes le han cagado a una la vida.
Las leyes ya lo habrán notado, no es necesario ser una experta, no son discrecionales ni singulares, al menos no en su redacción y enunciación. Solo se expresan de manera universal. Pese a que luego sus aplicaciones si sean discrecionales, las tipificaciones aplanan las complejidades, solo crean bandos, el bien contra el mal que definen por penal el partido en el parido del pensar. Por ende es de una inocencia casi rayana con la imbecilidad (o con egoistas intereses personales sin escrúpulos) creer que la anulación de las excarcelaciones -entre otros beneficios como transitorias o libertad condicional- por un lado, solo será aplicado a los violadores (¿qué se considera violación, cómo, y cuándo en un país que celebra como ídolo máximo al Bambino Veira, donde un juez de la corte suprema afirmó que si la luz está apagada cuando se viola a un menor es un atenuante, y otro agrega que en las zonas más pauperizadas de esta región las chicas se inician sexualmente más temprano por eso la figura de estupro no cuenta para ellas?), que las mujeres, incluso ya muy desfavorecidas por jueces y juezas habiendo garantías, no se verán malamente afectadas por una medida tal. Nada que otorgue a un sistema de tales caracterísitcas más poder, que lo nutra y lo fortalezca puede ser celebrado, exigido, demandado porque las herramientas del amo nunca destruirán la casa del amo, como dijo Audre Lorde. Sin ser una especialista, me doy cuenta que si realmente hubiera un deseo sincero de evitar, prevenir, o detener los feminicidios (entre otras violencias contra las mujeres lato sensu) desde la más temprana edad se nos estimularía al aprendizaje de las artes marciales y los deportes de contacto y de combate, como así también formación para ir a encuentros y manifestaciones y lidiar con el aparato legal en todas sus expresiones; y no con un recrudecimiento de las condiciones de encierro y un fortalecimiento de los poderes judiciales y directivos en los correccionales so pretexto de darnos a nosotras mayores seguridades.
El tema de las garantías donde el feminismo casi en bloque acrítico afirma que la prisión y el aparato judicial deben existir para los casos de delitos contra la integridad sexual volvió al ruedo tras el feminicidio de Micaela García, de 21 años asesinada por un hombre que tenía dos condenas por violaciones y había sido beneficiado con la libertad condicional. Libertad condicional, sea dicho de paso, si una hace las cuentas (era muy mala en matemáticas en la escuela por ende puede ser que haya hecho muy mal la cuenta), que no responde a nada de lo que esté legalmente escrito en una situación completamente irregular que en realidad no tuvo que ver con las así llamadas garantías sino con el hecho de que el estado controla no solo la legalidad sino los ilegalismos: la fuerza de choque sicaria adiestrada en la cárcel a la cual no le queda otra más que ser esclavos del poder punitivo que a su vez los utiliza ya sea como mano de obra esclava ya sea para perpetrar todo tipo de ilicitos con los cuales se justifica, se tolera, se estimula y se desea en la población civil el apoyo al despliegue de la fuerza en el espacio público. Sea dicho de paso, feminicidios hubo muchos, uno cada 18hs aproximadamente. Y sin embargo, Micaela tuvo la suerte o la desgracia de contar con un ethos que ni Melina Romero, ni Luna Ortiz, ni Lucía Pérez, ni Araceli Fulles, tenían. Todas y cada una de las asesinadas tuvo un “pero” para la sociedad civil: con quién o en qué andaba, cómo vestía, si se drogaba o no, cómo o con quién tenía sexo, si vendía servicios sexuales, si se sacaba selfies en poses provocativas que subía a facebook, si ejercía su sexualidad libremente incluso durante el embarazo, si no supo leer su contexto (esto escrito y publicado por una feminista especialista en violaciones). Todas, de un modo u otro tenían ese no sé que le sirve a las mentes más hostiles para conjurar un problema endémico producido por toda una sociedad dentro de un sistema político bajo el mantra “eso a mi no me va a pasar”, o “por algo será”, o “quien mal anda mal acaba”. Micaela era intachable. Y por eso era la víctima perfecta para vehiculizar ciertos temas sin que haya una sola objeción frente a Melina Romero cuyo expediente, habiendo una testigo presencial del hecho, volvió a foja cero.
¿En un mundo que cree en ese video mal filmado de un señor pisando algo que le decimos Luna pero adonde nunca hemos vuelto, cómo acaso no imaginar demencial y delirantemente que tal vez ese feminicidio lo montaron? Jamás lo sabremos. Pero sí importa saber qué se está vehiculizando a través de otra más que podría haber sido cualquiera de nosotras.
La iniciativa de anulación de las garantías, éste es solo su primer paso, fue promovida por el radical Luis Petri y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y contó, como ya dije, con el respaldo del mugrismo, el massismo, el bloque justicialista y un sector del kirchnerismo (¿Y Milagros Salas? Ah, no sé cómo le afectará a ella todo esto..) Petri, presidente de la Comisión de Seguridad de la Cámara, afirmó tras la sanción de la ley que “a partir de la entrada en vigencia de la ley votada hoy, en todos aquellos casos de delitos violentos, como homicidios agravados, violaciones, robos con arma, los condenados deberán cumplir la totalidad de la condena dentro de las cárceles".
Y este es el momento de hacer bien las cuentas y usar, si aun la tenemos, la inteligencia en vez de seguir pidiendo más y más represión como llegué a oir por ahí: penas retroactivas, acumulativas, judicialización varias veces por el mismo delito, pena capital, y perpetua de por vida. Pietri explicó que "La ley que acabamos de aprobar modifica la ley de ejecución de la pena y establece la prohibición de las salidas transitorias que actualmente se otorgan a la mitad de la condena y la libertad condicional a la cual actualmente pueden acceder los condenados cumplidos dos tercios de la pena”. Asimismo, se establece que no se podrán otorgar salidas anticipadas a los condenados por "violaciones a la integridad sexual, por torturas seguida de muerte, narcotráfico, trata de personas y robo con arma de fuego y en banda". Y he aquí otras de sus trampas, el uso del plural masculino cuando bien sabemos que será aplicado a las condenadas por ciertos delitos que tienen que ver con un mundo que nos arroja a todas (a unas mas que otras) al lugar del cual solo se vuelve una criminal, si es que una vuelve.
Para colmo de males, y terminar de arruinar el festejo, la Gobernadora Vidal afirmó que la sanción “lleva tranquilidad a las víctimas”. Solo con
ese dixit deberíamos estar desconfiando. Como el poder se regodea en expresarse de manera clara y audible pese a que nadie quiera oirlo, también declaró que “Va a llevar tiempo pero estamos en el camino correcto...con estas acciones vamos a estar ahí dando la cara porque es la forma que entendemos que hay que gobernar...Algo ya empezó a cambiar”.
Por su parte, la ministra de Seguridad, Patricia Bullirch (tiemblo de solo teclear su nombre si recuerdo que hay adolescentes en prisión por una causa por terrorismo por boludear en las redes sociales, supongo que el próximo coto de caza es la ya muy mermada libertad de expresión), sostuvo que: "a la mitad de la condena los presos pueden pedir salidas transitorias y lo que pasaba es que muchos no vuelven y vuelven a delinquir. Con esta modificación a la Ley 24.660, lo que ocurrirá es que los condenados por delitos violentos no van a poder tener ese beneficio".
Hagamos un poco de memoria:
Tejerina, esa joven jujeña, que intentó abortar un embrión producto de una violación al cual termino asesinado tras parirlo a los 8 meses, fue condenada en 2005 a 14 años de prisión por homicidio. La sentencia había sido apelada ante el Superior Tribunal de Justicia y llegó finalmente a la Corte Suprema, donde ratificaron la decisión inicial. La joven fue liberada tras cumplir 9 años y 4 meses en el penal del barrio Alto Comedero de San Salvador de Jujuy. El abogado Fernando Molina, defensor de Romina, dijo en su momento que el caso "fue un disparador para que se analizara otra vez el tema del infanticidio" que había sido quitado en 1993 del Código Penal como un atenuante en el caso de producirse durante el puerperio. Supongo que las feministas de aquel momento, tan malas jugadoras de ajedrez como las de hoy, pensaron que era necesario quitar del código penal una pena misógina y discriminadora que solo afectaba a una parte de la población de la argentina (un varón no podía ser inculpado por infanticidio, solo la madre de la criatura) aunque esa tipificación fuera estrategicamente favorable para las mujeres (la figura de infanticidio que no existe más no era de cumplimiento efectivo y solo tenía de máxima 3 años de prisión en suspenso; de haber sido Tejerina juzgada por tal tpificación en su momento ya inexistente, le hubieran dado probation y atención psicológica. ¿Qué sería de Tejerina hoy de ser juzgada con la nueva modificación?).
Por su parte, las hermanas Ailén y Marina Jara fueron condenadas por “lesiones graves” la misma cantidad de tiempo que pasaron en prisión preventiva por una legítima defensa contra su agresor: dos años, un mes y veintiún días. Así lo dispuso el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Mercedes, en un fallo unánime en el que se descartó de cuajo que las jóvenes hubieran sufrido violencia de género por parte del hombre del que se defendieron, Juan Leguizamón. “Es insólito que hayan estado detenidas durante dos años por intento de homicidio cuando el fallo final fue lesiones graves”, consideró el abogado defensor, Isidro Encina, quien mucho antes del juicio pidió la excarcelación y luego la prisión domiciliaria, sin éxito habiendo garantías, imaginate ahora que no las hay.
Para quienes disfruten de contenidos más próximos, sepan que la enfermera Cristina Santillán fue víctima de violencia de género a lo largo de 40 años de su vida matrimonial. Padeció todo tipo de violencia (física, psicológica, moral, sexual, económica). El 16 de septiembre del 2014, finalmente, sacó ánimos y valor no se sabe bien de donde y se defendió como nos defendemos las mujeres porque somos usualmente más pequeñas de tamaño y estamos menos socializadas y entrenadas en el ejercicio de la violencia activa, esa que usan los hombres para atacarnos. Aparentemente, Cristina esperó que su agresor se durmiera y le dio hachazos con la herramienta que había pedido a su hermano días atrás, (con la mala suerte de que el abusador sobrevivió). Al calvario de casi cuarenta años de tormento constante le siguió enfrentar la persecución de la Justicia que como era de esperar abstrajo el caso de la violencia de género. Pueden preguntarle a su abogada de confianza o buscarlo en internet, para que haya legítima defensa debe haber flagrancia, y una equivalencia entre el daño recibido y aquel con el que se responde, violando todas las leyes físicas de peso, altura, género, todas las reglas pugilísticas, de artes marciales y deportes de combate dividadas según géneros y al menos peso, cuando no edad, cantidad de experiencia o graduaciones: ¿Quién consideraría una pelea justa en el ring a 12 rounds a una mujer de 50 kilos contra un hombre de 80 kilos? Que yo sepa ningún país del mundo considera legitima defensa atacar a un agresor dormido después de 40 años de soportar tormento, aunque sea justo, aunque sea la única posibilidad de defenderse porque si espero un golpe más para responder tal vez ese sea el golpe final, aquel que me matará. Actualmente, Cristina está con prisión domiciliaria (luego de 8 meses de prisión sumados a los 40 años de agresión sufrida) y, como consecuencia de su detención, está privada de trabajar y de cobrar su salario (es decir, encerrada en su casa para morir de hambre o vivir de la caridad ajena). Recordemos que por suerte, los fallos, todavía, no son retroactivos para nadie. Por ende, Cristina, pese a esta nueva ley, no va a volver, por ahora, a la prisión.
Muy pronto el 22 y 23 de agosto
Santillán llegará acusada de homicidio agravado por el vínculo, es decir uno de esos delitos graves cuyas garantías se vieron modificadas de la ley 24.660.
Pensemos si acaso sería deseable no sólo que no tenga arresto domiciliario la próxima cultivadora de cannabis como lo tuvo Adriana Funaro sino tampoco podamos volver a concebir que tener plantas en casa, me da igual, como con los abortos si tenes 1 o tenés 50, no significa ser una narcotraficante.
Así, podría seguir examinando caso por caso, haciendo memoria tanto de la que se beneficiaron con garantías que hoy ya no existen o de las que fueron irreversiblemente damnificadas por condenas que algunas quieren hacer aún mayores (Claudia Sobrero tenía 21 años cuando entró a la cárcel, y salió 27 años después). Podría explicar caso por caso que robo en banda es algo que más de una piba urgida por la dosis sale hacer, incluso sin ningún resultado (sin ir más lejos una de mis vecinas fue encarcelada y excarcelada -porque no tenia antecedentes, pero sí tenia domicilio fijo), que las travestis una buena cantidad de veces que están ya sea en situación de prostitución ya sea ejerciendo servicios sexuales (hay quienes quieren ser putas, hay quienes no, aceptenlo de una buena vez) tienen una cantidad no menor de droga encima para venderle a su cliente, o para vender simplemente para poder pagar el hotel en donde viven y la comida con la que se alimenta, que ahora podrían ser judicializadas por narcotráfico; que mas del 75% de la población carcelaria de mujeres (y no sé si me quedo corta) está ahi por algo que el poder judicial tipifica como narcotráfico, pero lejos de ser Pablo Escobar se trata de mulas o pantallas narco-menudeo, mujeres pobres, o drogonas, o desesperadas, o con deudas o amenazadas para hacerlo; que lo que se llama trata, en una reforma que la ex presidenta firmó entre gallos y medianoche por decreto en una pulseada a muerte contra el grupo clarín apropiador puede llegar a incluir a la señora ya muy mayor para que el oficio de puta le deje dinero que atiende el telefono del privado, limpia su baño, maneja la agenda, al que pega los caterlitos, a quien le pasa clientes a otra porque ella ya no los quiere, a la que tiene el contrato de alquiler del privado que lo consiguió con la garantía del cliente fiel que hace muchos años conserva, a la vieja dueña del departamentito que arregló con otras que ahí pueden laburar, hasta la persona que imprime los volantes o hace la página web, o saca las fotos; que el robo con arma de fuego no tiene porque terminar en tiroteo (entiendo, te da bronca que te roben tu Ipod o tu Ducatti, cosas que pasan….); que homicidio puede ser tanto defenderte del violento como abortar lo que no pudiste antes de que salga de entre las piernas, tanto como defender a una amiga y accidentalmente matar a alguien; que ingresar ciertas sustancias en el bolso desde otro pais para ayudar a interrumpir un embarazo no deseado también puede ser considerado narcotráfico….
Lamento tener que ser yo la que lo diga, siento que deberían ser otras más informadas, que han estudiado derecho, leyes, que saben las tipificaciones, que realmente saben de estos temas quienes hablen y escriban caso por caso, tipificación por tipificación, ejemplo por ejemplo cuáles son las terribles implicancias de estas modificaciones para las mujeres. Es probable que todavía no lo hayan hecho porque están muy ocupadas tejiendo sus redes de sororidad donde vamos a quedar todas pegadas y entrampadas so pretexto de sostener la lucha anti feminicidio, que se está visibilizando al menos para mi como la reconducción del poder punitivo patriarcal tras un aparente proceso revolucionario se va a tornar perjudicial para e invulnerable por nosotras.
Cualquier cosa que le permita al estado y a su sistema punitivo tener aún mas injerencia en nuestras vidas cotidianas JAMÁS servirá a las malas víctimas, es decir a todas nosotras, las que sobrevivimos y las que no. Las invito a aprender a jugar al ajedrez, porque la primera jugada define si una pierde la partida, y a no tener miedo de quedarse sin amigas, o sin redes, o sin tener con quien salir a bailar, a salirse del espacio de las comunes, para poder pensar.
Las leyes no se hacen para satisfacerlas a uds en lo individual sino para controlar a una población y gestionar la ilegalidad. Lamentablemente aquello que a uds en lo personal pueda calzarles como anillo al dedo, a la de al lado, más vulenrable que una misma, le calza como esposa en la muñeca. Cuando una frota la lámpara, lo mínimo que hay que tener es claridad en el tipo de deseo y sus alcances antes de realizar el pedido.

Continuará….